Ir al contenido principal

EXPERIENCIAS QUE ENSEÑAN PARA LA FELICIDAD


Desde la dulce espera hasta los seis primeros años de vida tiene lugar en el ser humano un desarrollo físico y cognitivo, que se potencia a través de la cultura. El cuidado y afecto de los papitos, mamitas, familiares, cuidadores y adultos significativos es indispensable para la supervivencia de los niños, y para desarrollar un sano ambiente que le permita adquirir y aprender habilidades para desenvolverse en su medio y por sobre todo ser Feliz!


La crianza con amor, bondad, respeto, jamás será sinónimo de “permisividad”, vale la pena hacer esta aclaración, porque se está confundiendo la crianza con amor para la felicidad con la crianza permisiva e incluso negligente.


















Hay un refrán o proverbio que dice, “hay que ponerse en los zapatos ajenos para comprender”, igual con los niños, colocarse en su lugar, dejarlo jugar, mancharse, llorar y desahogarse, dejarlo correr, probar y caerse, respetarlo y hablarle con respeto, amabilidad dulzura, etc. El niño  no está reñido con las normas de convivencia de la sociedad ni con los famosos “límites” que tantos pregona, está viviendo su infancia primera. Experiencias defiende a capa y espada la crianza con amor y la importancia del afecto en la educación para felicidad de los niños; obviamente estos comportamientos afectuoso son objeto de críticas familiares, sociales e incluso escolares, precisamente porque aún se confunde la crianza con amor con la permisividad, y sí los niños necesitan normas, límites pero con amor!


Existen dos maneras bien diferentes de “permitirles” a los hijos hacer algo: desde la comunicación, la mirada, la presencia paterna que respeta sus necesidades, su condición de niño y su personalidad; o desde la ausencia, desde la ignorancia, desde la pereza, la comodidad o la negligencia de los papitos, que simplemente “pasan” de sus hijos, no los escuchan ni los conocen, no pasan tiempo con ellos, y por tanto, tampoco los respetan, simplemente los ignoran. Es importante hacer esta distinción para incautos, la crianza con amor para la felicidad, se basa en el afecto, la mirada, la empatia, el tiempo dedicado y realmente compartido con los hijos. Educar es acompañar, con coherencia, con criterio, con creatividad, con alegría, con cariño y con respeto por el niño pequeño.
Eso es bien diferente de la familia “permisiva” donde los niños permanecen solos una gran parte del tiempo, haciendo lo que quieren, “entretenidos” para no “molestar” al adulto; donde unas veces son regañados o reciben gritos o golpes cuando sus papitos están enojados, o de mal humor, y otras son consentidos o se les permite hacer lo que quieran siempre que “no molesten”; donde se cambian el tiempo, la presencia y la atención por regalos y objetos materiales; donde los papitos están en el bar o fumando un cigarrito mientras los niños juegan solos todas las tardes en el mismo parque; donde los niños se crían solos sin apoyo y sin sostén emocional; donde no hay coherencia ni criterio educativo; donde los papitos, ya sea por trabajo, por inconsciencia, por pereza o por falta de recursos materiales, intelectuales y emocionales, permanecen ajenos a las auténticas necesidades del niño, y este sigue siendo huérfano de mirada, contacto y atención… Más que de educación permisiva, parece más adecuado hablar en este caso de educación negligente, o incluso de no educación, simplemente abandono.
El presente frente a la crianza de los niños, está contaminado por el conductismo, sin embargo, existen estudios científicos profundos, en los afectos y las emociones y en la comprensión de la primera infancia, que demuestran que el amor es el pilar fundamental en la crianza para la felicidad desde la autonomía y respeto por la diferencia.
Hay que  darle el lugar que merece a la primera infancia, pues cada etapa se construye sobre la base de la anterior. Y si no ha sido, no importa, nunca es tarde para comenzar a respetar y a construir una relación con los hijos basada en la sinceridad, el afecto, la comunicación y la presencia, la amabilidad, el respeto. Y ni más faltaba que se trate de culpabilizar a las mamitas, si se culpabiliza a alguien, es en todo caso a la sociedad en su conjunto que no apoya ni prestigia a las mamitas ni a la maternidad, que está exclusivamente enfocada en la producción y no en la re-producción, que hace invisible todo lo que se sale de los circuitos de la producción y el consumo.
Pareciera que implementan una teoría absurda: el niño se educará bien a sí mismo si lo dejamos solo. Los principios de la crianza con amor se basan precisamente en la defensa crucial del afecto, de la corporalidad materna para los bebés, de la importancia de la presencia maternal y paternal a lo largo de toda la infancia y la adolescencia de los hijos. Los seres humanos no son innatamente buenos ni innatamente malos, la interacción con el entorno es lo que marca la diferencia.
El pilar fundamental de la crianza amorosa y respetuosa es la empatía con los niños, la verdadera empatía por sus necesidades y también el conocimiento de lo que realmente necesitan los bebés humanos para su desarrollo emocional. Muchos de los conceptos que promueve la crianza con amor pueden parecer raros, obsoletos o exóticos, por eso es importante asimilar menudito para que se comprenda bien algo fundamental: lo verdaderamente importante es el bienestar del hijo, hay situaciones que la crianza con amor considera básicas pero como ya se sabe, cada familia es un mundo y cada bebé una personita individual con sus gustos, apegos, emociones, etc.
La crianza respetuosa debe despojarse un poco y paulatinamente de todas las imposiciones culturales con las cuales se convive a diario, por ejemplo siempre hay algún “metido” que dice: ¿Tan grande y todavia toma pecho? Ya va siendo hora de que lo destetes. ¿Y cuándo lo vas a sacar de tu pieza? Si no lo ponen a dormir en su habitación se mal acostumbra y después no lo sacan con nada. No lo cargues que se acostumbra a estar en brazos. Es mejor una palmadita a tiempo. ¡Los niños son muy manipuladores! Estas frases y otras similares son dichas a diario a los papitos que cometen tamaños errores con los hijos y dejan que duerman en su habitación, los cargan mucho, jamás les pegan, les permiten seguir al pecho cuando están “mayorcitos” -a propósito, ¿qué mente iluminada; dijo alguna vez cuándo son “demasiado mayorcitos” para tomar pecho? y acuden inmediatamente cada vez que los reclaman. Pues bien, a dónde se quiere  llegar es aquí: todas esas creencias son elaboraciones culturales que van surgiendo con el tiempo casi sin que lo advertimos, son prejuicios invasores, están por todas partes y lo común es que jamás los papitos se toman el tiempo de sentarse a pensar un poco si tienen algún sentido, si son ciertas, si contradicen el instinto y lo más importante si coinciden con la naturaleza de su hijo.

En Experiencias  la crianza con amor se  le apuesta por el respeto. El amor no conoce “términos medios”, aunque cada uno ve el “centro” según la cantidad y calidad de los afectos que haya recibido en su propia vida. Es una forma de entender la educación infantil que ha tenido muy pocos antecedentes -escritos- en la historia de la sociedad occidental hasta hoy día. Es criar y educar desde el amor profundo, que comienza desde la dulce espera, en la importancia del continuum con el cuerpo de la mamita en los primeros meses del recién nacido, continúa con la identificación emocional en los primeros años, y sigue con la comunicación profunda toda la vida.
El amor expresado desde la dulce espera, demuestra que cuando el niño o la niña nacen, ya tienen un pasado de nueve meses amorosos, cálidos. Los papitos deben ser conscientes de: las necesidades de contacto físico de sus niños, de la importancia de aceptar sus emociones sin juzgarlos y aceptando la expresión de sus sentimientos, la confianza que deben depositar en sus habilidades, la importancia de conocer sus ritmos de aprendizaje, la trascendencia  de la motivación, la calidad y dedicación de tiempo que deben brindarles, al igual que la autonomía que deben adquirir para que resuelvan sus propios conflictos. Como quien dice: SI a la Crianza con Amor y Respeto! NO al Castigo físico y trato humillante!
image.png



Comentarios

Entradas populares de este blog

EXPERIENCIAS DE   GRATITUD  MATERNAL PARA  LA FELICIDAD La maternidad es una dulce tarea que pone a prueba innumerables virtudes. Una buena mamita, sea biológica, o adoptiva es generosa con sus hijos, cariñosa, dedicada y los ama desinteresadamente, principios universales. Hay mamitas que prefieren dejar a un lado sus intereses por los de sus hijos, porque para ellas, los hijos, son su prioridad. Pero no siempre es fácil llevar a cabo esta labor que exige tanta entrega. Es por esto que vale la pena hacer una pausa de vez en cuando y evaluar qué tal lo estamos haciendo como mamás. Aunque la maternidad parece algo tan natural y propio de la mujer, es imposible describir esta tarea en un manual. Una cosa es la crianza del niño (su alimentación, horas de descanso, el baño, su estimulación) para la cual existen innumerables ayudas. La labor de una mamita, no se limita solo a suplir las necesidades físicas del niño, la verdadera tarea está en darles a manos llenas el amor, los valores y las…

EXPERIENCIAS PARA LA BIENVENIDA

EXPERIENCIAS PARA LA BIENVENIDA
Experiencias se engalana con estrellitas de los deseos  de amor para dar la Bienvenida a su innovadora estrategia pedagógica el Blog: EXPERIENCIAS PARA LA FELICIDAD Y EL CONOCIMIENTO ÚTIL,  blog nacido en el Jardín  Infantil  y  Sala Cuna Experienciasde la  ciudad Manizales en  Colombia con   una  trayectoria  de  40  años, un lugardonde las estrellas fugaces abundan, que abrió sus puertas a la inclusión, equidad y dignificación; un Blog dedicado a los padres de familia, madres gestantes, docentes, jardineras, abuelitas, nanas, niñeras, madres sustitutas, madres canguro, a toda la  comunidad  educativa que tiene a su cargo pequeños desde recién nacidos hasta cinco (5) años, pues en sus manos está el recurso de tejer con amor su felicidad y  conocimiento útil. Cabe anotar que  los menores podrán disfrutar del blog, dado que sus publicaciones y diseño están  pensados  por  la  Comunidad Educativa Experiencias desde ellos y para ellos. Experi…